En la actualidad, cada vez escuchamos más el término envejecimiento activo. El aumento gradual de la esperanza de vida y el número de personas mayores en la sociedad ha hecho que aumente la importancia y el sentimiento de la vejez como una fase de la vida en los países desarrollados. Tristemente, la mayoría de este creciente número de personas mayores, tras alcanzar la jubilación, se encuentran ante un cierto vacío ocupacional, al ya no tener que continuar su formación ni trabajar. Muchas de ellas, además, terminan por aislarse en asilos y centros similares.

El proyecto AGES: Actively aGing European Seniors (no. de proyecto 2020-1-TR01-KA204-092414) buscar corregir esta situación a través de la educación, de manera que las personas mayores puedan envejecer de forma activa e integrada en la sociedad. Para lograrlo, también se involucrará a la población joven, a través de voluntarios que compartirán sus conocimientos digitales con los mayores, mientras aprenden de ellos. Los objetivos de este proyecto, que incluye socios de Turquía, Francia, Portugal, Holanda, Polonia y España, son:

  • Fomentar la participación de personas de todas las edades en el aprendizaje permanente, llegando a un porcentaje de, por lo menos, el 25%.
  • Equipar a los ciudadanos mayores con las necesidades y habilidades básicas de nuestra época, como informática básica, conocimientos financieros y de salud y habilidades de comunicación.
  • Ayudar a los ciudadanos mayores a integrarse en la sociedad, fomentando el diálogo intergeneracional con los jóvenes y el trasvase de conocimientos.
  • Concienciar sobre la necesidad de mantener un envejecimiento activo

Con el fin de alcanzar estos objetivos, AGES realizará diferentes actividades intergeneracionales, entre las que se incluyen seminarios sobre salud, actividades deportivas al aire libre durante el Día Mundial de las Personas Mayores, actividades de memoria y risoterapia, artes tradicionales o teatro.